Plastilina casera

Desde Modern parents messy kids nos llega esta receta para hacer plastilina casera que además no es tóxica sino comestible.

pl00

Vamos a necesitar paquetes de gelatina de diversos colores.

pl02

Ingredientes:
1 taza de harina
1 taza de agua caliente
2 cucharadas de sal
2 cucharadas de crema tartara
2 cucharardas de aceite de cocinar
1 paquete de gelatina de 3 onzas (por color)

pl1

Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente con ayuda de nuestros pinches de cocina, asegurándonos que no hay grumos.

pl03

Entonces lo cocinamos a medio fuego, sin dejar de remover, hasta que se convierta en una bola. Puede tardar un rato.

pl2

Una vez está cocinado lo dejamos en un mantelito que se enfríe.

pl3

Cuando ya está frío (a los 20 o 30 minutos) dejamos que le añadan la harina, hasta que deje de estar pegajoso. También podemos añadir un poco de colorante de comida, para que los colores sean más vivos.

pl4

Así es como quedan simplemente con el colorante de la gelatina, sin añadir nada más.

pl5

Y ya está lista la plastilina para jugar!

pl6

Cuando acabes la puedes poner en un recipiente que cierre al vacío y meterla al congelador. Si se pone pegajosa, basta con añadir un poco más de harina.